viernes, 10 de diciembre de 2010

Por la madrugada...

Por la madrugada buscaba respuesta a mi(s) pregunta(s).

Y en eso Rumi llegó -suavísimo- a mi mano:


The Seed Market (Rumi) 

Can you find another market like this? 

Where, 
with your one rose 
you can buy hundreds of rose gardens? 

Where, 
for one seed 
you get a whole wilderness? 

For one weak breath, 
the divine wind? 

You've been fearful 
of being absorbed in the ground, 
or drawn up by the air. 

Now, your waterbead lets go 
and drops into the ocean, 
where it came from. 

It no longer has the form it had, 
but it's still water. 
The essence is the same. 

This giving up is not a repenting. 
It's a deep honoring of yourself. 

When the ocean comes to you as a lover, 
marry, at once, quickly, 
for God's sake! 

Don't postpone it! 
Existence has no better gift. 

No amount of searching 
will find this. 

A perfect falcon, for no reason, 
has landed on your shoulder, 
and become yours.

lunes, 22 de noviembre de 2010

Chocolate

Hace dos fines de semana, mientras estaba en el Diplomado de Pastelería y Panadería, tuve una pequeña epifanía. Me encontraba picando el chocolate obscuro –recuerdo que la Cheff Leila Hernández dijo atinadamente: no tan fino que hay merma– cuando me percaté que el chocolate es como la vida.

Me explico:

Una semilla de cacao está dormida hasta que se le pone en contacto con la humedad y la tierra. Deja de ser pasiva para activarse: en esa activación comienza a crecer y crecer. Así hasta que llega a ser una mazorca de cacao. Allí se vuelve pasiva. Llega una campesina o un campesino y la cosecha. Le llueven entonces muchos procesos para lo cual necesita ser pasivo el chocolate. Llega a una marqueta de chocolate y en un estante sigue siendo pasiva. Cuando arriba a nuestra clase es necesario fundir las cantidades precisas a temperaturas fijas, según el tipo de chocolate, para llegar a ser un bombón. Se podrían usar otras temperaturas, se podría temperar mal el chocolate: pero ya no es un bombón.

Así nos ocurre aunque no seamos alumnas y los alumnos de Leila. En el salón de clases —como en la vida— debemos ser receptivas y receptivos a las enseñanzas y posibilidades de aprendizajes, para transformarnos, para trascender el estado previo hacia algo Superior. Como el chocolate. Si es que queremos ser un bombón.

Este asunto de la transformación el Poeta Rumi lo expresa mejor en las siguientes palabras:

Chickpea to Cook ~ Jalaluddin Rumi (translated by Coleman Barks) 

A chickpea leaps almost over the rim of the pot 
where it's being boiled. 

"Why are you doing this to me?" 

The cook knocks him down with the ladle. 

"Don't you try to jump out. 
You think I'm torturing you. 
I'm giving you flavor, 
so you can mix with spices and rice 
and be the lovely vitality of a human being. 

"Remember when you drank rain in the garden. 
That was for this."

Grace first. Sexual pleasure, 
then a boiling new life begins, 
and the Friend has something good to eat. 

Eventually the chickpea 
will say to the cook, 
"Boil me some more. 
Hit me with the skimming spoon. 
I can't do this by myself. 

"I'm like an elephant that dreams of gardens 
back in Hindustan and doesn't pay attention 
to his driver. You're my cook, my driver, 
my way into existence. I love your cooking." 

The cook says, 
"I was once like you, 
fresh from the ground. Then I boiled in time, 
and boiled in the body, two fierce boilings. 

"My animal soul grew powerful. 
I controlled it with practices, 
and boiled some more, and boiled 
once beyond that, 
and became your teacher."

viernes, 1 de octubre de 2010

Cesa ya de girar como un trompo…

Las siguientes son palabras de un Maestro: Mervyn Brady sobre Marco Aurelio:

“Marco Aurelio un emperador romano. Los romanos lo amaron y los bárbaros cuando devastaron Roma lo honraron dejando su estatua intacta la cual sigue en pie hoy en día. Cuando pensamos en la grandeza de Roma él la personificaba. Lee sus Meditaciones. Hazte amigo de un emperador. Era el hombre más poderoso del mundo, despertó y escribía sus pensamientos cada día. Hazlo tu amigo. Era tan sabio. La gente debería inclinarse ante este hombre. Mantenlo en tu casa, imagina tener el honor de adentrarte en los pensamientos privados de un emperador.”

Del Libro II esta es su séptima Meditación: 

“7. No te arrastren los accidentes exteriores; procúrate tiempo libre para aprender algo bueno y cesa ya de girar como un trompo. En adelante, debes precaverte también de otra desviación. Porque deliran también, en medio de tantas ocupaciones, los que están cansados de vivir y no tienen blanco hacia el que dirijan todo impulso y, en suma, su imaginación.”

jueves, 23 de septiembre de 2010

Hildra y Tomás II

Esa noche cuando Tomás se sentó frente al volante de su camión, le pidió a Dios el favor de llegar con bien a su destino. A Tomás le apasionaba conducir grandes vehículos. Ésa semana laboró en el tercer turno. A sus 49 años poseía una vista privilegiada y le daba gusto presumir que podía conducir de noche sin esforzarse: “Yo no tengo la vista cansada…” no se fatigaba de repetir a quienes le hacían algún comentario alusivo. Su próxima parada era la Terminal de autobuses del norte de la Ciudad de México.

Tomás era divorciado. Trascendió que tuvo varias novias pero no encontraba ninguna compañera con quien durara más de un año. “Estos tiempos son otros” solía decir al suspirar. Lo que no sabía es que esa madrugada estival se podría encontrar con el Amor de su vida.

Desde el día anterior Hildra estaba harta. Fastidiada de la comida y del aislamiento en el que se encontraba desde meses atrás. Tenía 45 años. No había querido probar alimento. Ni los cacahuates japoneses sabor limón —sus favoritos— habían logrado levantarle el ánimo. A su edad era una virgen monumental. Lo que ella igualmente ignoraba es que poco después de la medianoche encontraría al hombre de su vida.

En la mañana del martes 23 de septiembre de 2008 los periódicos de La Ciudad de México y del mundo equivocaron terriblemente la noticia de una colisión. Nadie sabía que Tomás, desde recurrencias incontables, buscaba su propia Alma. Así sucede cuando un amante se sabe incompleto. Inclusive a costa de su vida. No importa si uno es un ser humano y la otra una elefanta. El amor jamás es poca cosa.

http://www.eluniversal.com.mx/primera/31684.html

miércoles, 8 de septiembre de 2010

Danzas Sagradas - Hymne au Soleil - Himno al Sol

Comienza el movimiento
Algo sucede
De adentro hacia afuera
Entonamos este Himno al Sol
Silente brasa viva
Inefable Amor incandescente
Algo ocurre cuando se alza la mano
Y el Sol la besa: arrebata
Entre el silencio y el piano
Perfora una miel suavísima
Es el abrazo prometido
Que grita
Reverencia colectiva
Ardemos hacia arriba
Aquí estamos



viernes, 20 de agosto de 2010

Entre el Amor y los susurros...

Mi querido Elfo publicó una entrada en su Blog: http://unelfoysugato.posterous.com. Y me tocó muy hondo el como inicia:

Hace tiempo escuché que un hombre sabio dijo: “Fíjate como cuando existe el amor entre dos personas se hablan casi en susurros, esto es porque el amor hace que nos acerquemos a quien amamos. Cuando ese amor se olvida y surgen las dificultades, los enamorados se sienten tan lejos uno del otro que necesitan gritarse”. 

viernes, 23 de julio de 2010

La noche Huasteca es diferente a las otras.

En la Huasteca, la noche llega despacio. Noche sinuosa, precedida por un sinfín de curvas. Hay que girar en cada cerro y un poco más adelante, torcer el rumbo de nuevo. Para arribar a esta noche hay que trepar el camino. Los destinos y direcciones confunden, puedes creer que llegaste y no; es absolutamente necesario dar vuelta, hay que volver por tu mismo recorrido. Así hasta tocar tu lecho blando y oscuro en lo alto de la noche.

Mientras duermes, al final de un camino accidentado y pedregoso, y aún más allá, en lo alto de las entrañas de la tierra, ésta exhala veloces alas, negras de noche. No te percatas de ello. Acaso, en tu sueño, remontas a lo más alto de la montaña y de allí caes hacia el alba.

Muy de mañana, en el árbol más cercano a tu cuerpo hay una algarabía sinfónica, mientras la madrugada se despide besando tus párpados. Abres tus ojos con una bendición en tu pecho. Despiertas sin saber dónde estás, pero sin sobresalto.

Mañana de agua. Manantial del día. Musgo y piedras. Río de gritos, de ramas, de raíces.

De cara al medio día hay bocados impacientes en tu plato: bocoles, migadas, zacahuil, molotes, palmito, café. El chilpachole de acamayas de ayer es un recuerdo perenne. Mandarina en jugo. Y naranjas, enteras y en atole. Plátano frito. Atole de tamarindo. Cecina con empipianadas y enchiladas de un verde chile que puede abrir, afectivamente, tu consciencia y el entendimiento que hay cosas que sólo se sienten. Así. Sin pensarse.

Si subes el camino accidentado y pedregoso de esta noche, mientras la niebla comienza a lamer la montaña, te podrás percatar de un oleaje, alaje, aleaje que no le pide permiso al mar para remontar la entraña intensa, Huasteca penetrante que pisas, mientras te sostiene y alimenta. Donde duermes  y —a veces— sueñas que escribes.



martes, 20 de julio de 2010

Reseña de película: Contacto

Hace unos días hicieron un comentario sobre “Contacto” la película que Romert Zemeckis director de: Forrest Gump, What lies beneath, Back to the future 1, 2 y 3 —entre MUCHAS otras— y que dirigió basada en el libro homónimo de Carl Sagan (1934-1996).


De pronto recordé el nexo sentimental que tengo con esa película y acudí a comprarla. Era 1986 cuando mi padre murió. Por esas fechas compré el libro y lo devoré, al libro, ávidamente. Quienes hayan leído la novela o visto la película sabrán del toque paterno al que me refiero.

La película trata de una científica que, a mi juicio, tiene una experiencia mística semejante a las que tuvo Santa Teresa de Ávila o San Juan de la Cruz por mencionar a sólo dos —poetas— místicos.

Lo interesante es que le ocurre justamente a una persona científica que se declara atea y ello tiene qué ver con el proceso de selección, coma viajera y representante de la humanidad al cual se somete.

Me llama la atención que ella pasa por un proceso semejante al de la Santa Inquisición cuando se le interroga, sin ceder cuartel, sobre su experiencia y las pruebas, o falta de ellas, de su presunto contacto con seres extraterrestres.



La película está estupendamente bien dirigida, fiel al libro y con buenas actuaciones tanto del papel protagónico como los papeles secundarios. Es un ejemplo de una película americana estupendamente dirigida y producida. Ampliamente recomendable.

La ficha de IMDB está aquí.

viernes, 18 de junio de 2010

No es la noche.

No es la noche lo que destila tu pelo. No.

Es la lluvia obscura, desatada por mi mano, al subir por el camino trazado en tu espalda donde deseo el amanecer.

No es la noche, negraluz donde esplenden tus ojos, no.

Es la reverberación de tu mirada meciendo la cabellera de la noche, milagro tácito de la obscuridad.

No es la noche bóveda de astros silentes. No.

Son las palabras arrancadas al árbol del lenguaje, nocturnos frutos al desnudo, en tu cuello. Alfabeto perenne de bocas. Mucho más allá de tu vientre: puerto de abrigo.

No es la noche femenina, que persigue para invocarte, no.

Es la alineación de ojos que besan, manos que miran y cabalgan, ciegas en la piel deshabitada del otro. Trampa de la negritud que libera tu pelo.

No es la noche el ritmo que teje tu cadera. No.

Es la resonancia de lo coincide desde el interior, lo que el otro tiene de río crecido en mí, en la cartografía de piel que se verifica al recorrerse a tientas.

No es la noche el intersticio de tus senos. No.

Es mi lengua trepidante en busca de tu exactitud. Esa precisión redonda y morena donde cerrar los ojos cobra sentido.

No es la noche la tibia oquedad que habita tu ombligo, no.

Es la sugerencia que lame tu oído. Tu respuesta obediente. Pleamar de lo que escriben tus manos gemelas y dicen mis besos. Verso en la boca del otro.

No es la noche lo que ella mece. No.

Es buscar tu pecho, sorprender tu doble plenilunio. Embrujo que arrebata en un abrir y cerrar de bocas son otro abandono… este mismo. Eflorescencia desordenada.

No es la noche esta música que agita de noche. No.

Es deslizar mi mano por tus alas, génesis de vendavales y días hermosos. Es besar la orilla de tu boca, lento, lento alterando tu estar aquí.

Tú.

Tanta mujer.

Tanta
noche.

Últimas tardes de primavera


Últimas tardes de primavera
Cargado originalmente por loboPoeta

miércoles, 16 de junio de 2010

Ensalada Mística (receta del Amigo)


Ingredientes:

  • Agrúgula (Rúcula) orgánica
  • Queso parmesano auténtico
  • Arándanos deshidratados
  • Pechugas de pollo al mezquite
  • Limones
  • Aceite de oliva virgen extra Basilippo
  • Orégano fresco
  • Miel orgánica de floración de naranjo
  • Vinagre de sidra
  • Sal orgánica de mar


Invitar al Amigo.

Dorar a fuego lento las pechugas de pollo en el aceite de oliva virgen extra. Cortarlas a modo de tiras o fajitas. Cortar el queso parmesano en cubos pequeños. En una ensaladera poner la arúgula (rúcula), los cubitos de queso, el arándano y el pollo.

En la licuadora poner el jugo de cuatro limones, añadir varias ramitas de orégano, agregar aceite de oliva virgen extra, un poco de sal y licuar no más de cinco segundos. Mezclar con la miel.

Como bebida preparar agua de Jamaica endulzada al gusto con azúcar moscabado y agregar un buen vino tinto. Añadir hielos.

miércoles, 28 de abril de 2010

Aquellos que no sienten este amor...

Aquellos que no sienten este amor
jalándolos como un río
aquellos que no beben el amanecer
como una copa de manantial
o toman el atardecer como su cena
aquellos que no quieren cambiar
déjalos dormir...

Este amor está más allá del estudio de la teología:
ese viejo engaño e hipocresía.
Si quieres mejorar tu mente así
sigue durmiendo

He dejado a un lado mi cerebro
he hecho jirones la tela
y la he arrojado lejos.

Si no estás completamente desnudo
envuélvete en tu hermosa túnica de las palabras 
y duerme.

~ Jellaludin Rumi

Those who don't feel this love
pulling them like a river
those who don't drink dawn
like a cup of spring water
or take sunset like supper
those who don't want to change
let them sleep...
This Love is beyond the study of theology
that old trickery and hypocrisy
If you want to improve your mind that way
sleep on.

I've given up on my brain
I've torn the cloth to shreds
and thrown it away.

If you're not completely naked
wrap your beautiful robe of words around you
and sleep.

~ Jellaludin Rumi

viernes, 9 de abril de 2010

Ficciones en la oficina

En la oficina todo seguía igual, la misma actividad, el mismo inmovilismo. Era tanto el hastío, tanto el aburrimiento, que dedicó la mañana a inventar historias ficticias. Imaginó a sus compañeros y a su jefe en situaciones comprometidas, enfrentados a realidades que les superaban. En una de sus ficciones convirtió los montones de papeles aburridos en tesoros que ocultaban conocimientos arcanos. No eran facturas, ni hojas de control, sino pergaminos que atesoraban ciencias ya desconocidas. El interfono le despertó de sus ficciones. El jefe le pedía una tabla con presupuestos y previsiones. Dudó entre llevársela o retarle a un duelo.

Autor: Jordi Cebrián, tomado de: http://cienpalabras.blogspot.com/2003/01/ficciones-en-la-oficina-en-la-oficina.html

jueves, 8 de abril de 2010

24 años

El día de ayer, martes seis de abril, mi padre cumplió 24 años de haber muerto.

Hace dos días una frase que dijo resonó fuerte y una y otra vez en mí: “A final de cuentas la vida es simple”.

Esta repetición ocurrió mientras estaba en un evento donde el proveedor exponía las ventajas de sus nuevos productos de software. Desde luego quiere vender su producto.

“A final de cuentas la vida es simple”.

martes, 30 de marzo de 2010

Del aprecio del tiempo.

Del aprecio del tiempo.
Carta I a Lucilio (fragmentos*)

Haz esto que te digo, mi caro Lucilio; rescátate para ti mismo; y el tiempo que hasta ahora se te quitaba o se te sustraía o se te iba de entre las manos recógele y guárdale. Persuádete de que ello es así como te lo escribo: una porción del tiempo se nos roba, otra se nos hurta, otra se nos escurre. Pero el más feo despilfarro es el producido por la negligencia. La mayor parte de la vida la pasamos haciendo el mal; una gran parte no haciendo nada, y toda la vida haciendo otra cosa de la que debe hacerse. ¿Quién me citarás que ponga al tiempo su justiprecio, que conozca el valor de un día, que se percate de que cada día muere un poco? Errada es nuestra visión de mirar la muerte como cosa venidera, siendo una gran parte de ella una cosa ya pasada. Toda cuanta edad dejamos atrás pasó al dominio de la muerte. Haz, pues, mi caro Lucilio, lo que escribes que haces: arrebaña las horas con ambas manos. Así resultará que dependerás menos del día de mañana si tuvieras bien asido el de hoy. Mientras se difiere, va transcurriendo la vida. Todas las cosas, Lucilio, nos son ajenas: el tiempo sólo es cosa nuestra; en posesión de esta cosa única, escurridiza y fugaz, nos puso la naturaleza y de ella nos expulsa todo aquel a quien se le antoja. Y es tanta la necesidad de los mortales, que todos se creen obligados al reconocimiento por haber recibido pequeñeces y naderías cuya pérdida es perfectamente reparable; y en cambio nadie se reconoce deudor por haber recibido el tiempo, siendo así que éste es el único bien que ni aun el agradecido puede gratificar cumplidamente.

*Extraída de: Lucio Anneo Séneca, Obras Completas.

martes, 23 de febrero de 2010

De niño

De niño tuve muchos juguetes. La enorme mayoría me los regalaban mis hermanos mayores. 

Durante la primaria (1970-1976) tuve un vecino compañero de escuela. Se llamaba Ricardo. Un día de reyes le regalaron un tren eléctrico. Jamás había visto nada tan hermoso o que siquiera se le igualara. Fui presa de una envidia verde y pegajosa. Hice un berrinche. Mi padre me reconvino.



Sentí que no era comprendido.

Que realmente no era querido.

Hoy, a la distancia, agradezco que mi padre jamás me haya comprado un tren eléctrico.

miércoles, 17 de febrero de 2010

Rumi me conquistó



GAINFUL EMPLOYMENT

These just
aren’t word you are reading.
If you churn them, you could have some
good cream.

If you kept working with my poems,
you could open up a shop
and sell the fines
butter.

If you fell  in love with Rumi
you could give gainful employment
to your family

and have fun together
hawking my
wonderful
cheese.




ACTIVIDADES LUCRATIVAS


Estas no
son sólo palabras que estás leyendo.
Si las revuelves, podrías tener alguna
buena crema.


Si haz seguido trabajando con mis poemas,
puedes abrir una tienda de
y vender la mantequilla 
más fina.


Si te enamoras de Rumi
podrías dar empleo remunerado
a tu familia


y divertirse juntos
lanzándose sobre mi
maravilloso
queso.

martes, 19 de enero de 2010

Mis vacaciones

El sábado 19 de diciembre de 2009 tuve la fortuna de desayunar, intentar más bien, con Patricia —mi pareja—  me di cuenta de que algo me dolía en mi panza y no estaba relacionado con lo que había comido el día anterior. Además tenía hambre y mucha. No se necesita de estar iluminado para reconocer que algo no estaba bien. Así que me interné en urgencias. Gracias infinitas a Patricia por llevarme y acompañarme tanto.


Así entré…
(Pretty atornillated. I mean screwed)

Allí mismo, mientras esperaba la visita del especialista, me percaté de tres personas en la sala de urgencias. Una señora anciana que se quejaba amargamente de sed y que, por alguna razón, no le daban agua. Un joven menor a 30 años que llegó con impacto(s) de bala en su pecho. Un señor de color amarillo. Observé cómo estaba a punto de hacer drama y cuando tomé escala y relatividad de los sucesos, abundantes, me quedé callado y traté de gozar mi estancia allí lo más que pudiera. El asunto de salud que me llevó allí —una hernia umbilical encarcelada— era un día de campo. El gastroenterólogo me dijo que me debía de operar pronto. A mi pregunta de cuándo él me dijo: "Pues ya está aquí." Así que a relajarme.

Camino al quirófano le dije a Patricia: “El que quería otra forma de vivir el lunes 21”.

Ya en el quirófano y luego de todas las indicaciones de la anestesista sólo pedí el “pato” para orinar. Cruzó mi menta la idea de morir allí. Así que dije que "Luego de haber visto Avatar ayer (con Patricia, James, Grace y Ángel), en tercera dimensión y pantalla IMAX, ¿qué más le podía pedir a la vida?"

Luego de la intervención, que duró como 45 minutos, la anestesista, que podía ver la zona, me dijo: “Le quedó una cicatriz chiquita. Va poder usar bikini”. Ella no lo sabe pero muero por usar mi tanga.

Me trataron excelentemente. El menú de cenar, dieta blanda, me encantó. Patricia estuvo conmigo siempre. Luego vino James y Grace y Ángel, todas y todos compañeras y compañeros de de mi Escuela. Así que maravillosamente. 

Otro médico evaluó mi intervención y me dijo que fue hecha en el momento preciso. De ser después no hubiere sido sencillo ya que el intestino delgado podría haber estado comprometido. Y no hubiere sido un asunto de abrir, acomodar y cerrar. Sino de abrir, cortar, unir, acomodar y cerrar. Claramente una recuperación muy larga.

El trato fue de primera hasta que llegó una doctora de la aseguradora para decirme que debía pasar 24 horas hospitalizado para que el seguro de gastos médicos mayores pagara todo menos el deducible. Así que me quedé. Esas siete horas extra la atención decayó muchísimo: casi olvidan darme de comer, no limpiaron el baño ni cambiaron la ropa de mi cama. A final de cuentas al hotel, hospital, sólo le interesa ocupar sus camas con gente a quien le puedan extraer dinero.

James me tuvo en su casa dos días, los más duros de la convalecencia, para no subir la  escalera de casa. Recuerdo que la primera noche me peleaba conmigo mismo. Una parte quería ya estar bien y otra parte sabía claramente que no era así. Tocaba dependencia. Para el martes le ayudé a James a cocinar. Ése día Valeria, su Fairy solar daughter, y él me despidieron diciéndome: “Enférmate el año entrante para que te pases otros días con nosotros”. Se me inunda de lágrimas el centro emocional cuando escribo esto.

Ése martes Patricia vino por mí para llevarme a su casa. Mejor no hubiera estado. Cuidado y atendido: amado.

Para recuperarme Ángel me prestó una joya. No. Qué joya ni qué nada: un bálsamo en forma de libro. Me refiero a “Love poems from God”. Doce voces del oriente y occidente en torno a poesía mística.

Claro que no fueron las vacaciones que había planeado. Pero fueron justamente ésas y no otras: vividas tan intensamente como pude. Recuerdo las caras de los médicos. De los enfermeros. De las enfermeras. De los olores. De la temperatura. De mi cuarto. De los programas que vi en la televisión. Tengo memoria de la comida. Del quirófano. Estuve presente y tan aceptante como pude. No tenía ningún caso negarme a mi momento que era el único que tenía.

Así quedé…
(No sé dónde quedó el gorrito.)