miércoles, 17 de junio de 2009

República Dominicana (Re)

Vuelo 194

Ella llega llega. Arriba a la Ciudad de México. Toca tierra y mi vida. Verla caminando bella y sonriente jalando su equipaje es una revelación. No es una niña pequeña. Es toda una mujer derecha, hermosa llegando a mi ciudad. Por un momento… dejo de respirar y regreso al momento que evoco.

     Ella toca toca. Con su sweater naranja y chamarra negra como me había dicho. Quiero abrazarla y lo hago. Le doy un ramo de flores. Más tarde —de un modo que no imagino aún— la rodearé de besos.

     Ella arriba arriba. Mi vida comienza a no ser la misma pero no sé qué tanto. Es la primera vez que recibo a una mujer en mi nueva vida del modo como me he preparado. Quiero ayudarle y lo hago. Vamos, juntos, a mi espacio en lo alto.

     Ella aterriza aterriza. En mi cama suave y blanca arropa mi desnudez. Para mí se viste. Igual se desviste. Y el rumor de un oleaje que siempre ha mirado al sur acompañado de una brisa caribeña lame la orilla de mi cama.

No hay comentarios: