miércoles, 17 de junio de 2009

República Dominicana (Do)

Para CN
Dominicana en Nueva York

Soy una criatura del Caribe.

Mi destino es el Sol. Ese que seguramente resplandece detrás de tanta nube, tantas gotas frías como agujas filosas. Trato de pensar en él pero el día amaneció tan frío que tengo dificultad para hacerlo.

La lluvia en el lugar donde nací desciende como brazos tibios que me toman y elevan. La lluvia en el lugar donde nací suele comenzar sin aviso y termina casi de la misma manera. Igual arrastra casas, abate techos, separa personas amantes, pero ésa es la naturaleza, a veces inesperada, siempre indómita del lugar donde nací.

Bajo la lluvia de mi lugar de origen jugué y crecí, en fin: viví.

La lluvia no es la misma no es la misma, y hoy siento que me siento ajena. Requiero algo más que un guisado con alguna fruta para sentirme en casa. La televisión es muy fría y no tengo gato que maúlle.

Quiero transportarme lejos, en las alas ígneas de un ser enorme, para que en un abrir y cerrar de alas como de ojos, amanezca donde el sol es un milagro cotidiano, como una naranja enorme, abriendo su sonrisa en Playa Río San Juan.


No hay comentarios: