lunes, 29 de junio de 2009

Yo. Contrito.

El jueves pasado me sorprendió la noticia de la muerte de Farrah Fawcett. Recuerdo el poster inspirador que tuve en mi recámara.

Pero la posterior muerte de Michael Jackson (MJ), de momento, no me impactó tanto. Al otro día ví en twitter algunos chistes. Mórbidos sería la palabra hoy y los compartí en secreto... También ví un artículo del mismísimo Deepak Chopra sobre MJ que me dejó reflexionando... algo comenzó a moverse.

El sábado en fiesta de mi casera caí en cuenta de la gran influencia que tuvo, y tiene, --todavía-- en mi vida MJ. Aún después de muerto. Descubrí que en mi celular tengo dos ringtones. Uno es una fracción de "Human Nature" y otro "Rock with you". Inmediatamente le escribí un sms a uno de mis nuevos entrañables:

"Más pronto cae un blogger que un... Me acabo de percatar de la influencia de MJ en mi vida. Tengo dos piezas de él en mi celular :)"

En mi celular tengo asignados distintos ringtones a las personas, o grupos de ellas, a quienes quiero diferenciar. Prefiero identificar la tonada que ver lo que anuncia la pantallita. El hecho de darme cuenta de que MJ está en ese nivel de mi vida me dejó boquiabierto y sin palabras qué decir, ni escribir. Hasta ahora.

Corría el año de 1985. Era una de esas pachangas épicas de la carrera. Un muy amigo mío, alto como yo --nos decían "Las torres gemelas"-- José Luis Cabera López, nos disfrazamos de momias para ir a tal evento. Usamos como más de cuatro rollos de papel del baño. Desde luego que bailamos "Wanna Be Startin' Somethin'". No con la maestría y domino de MJ. Sí con entusiamo de bailar y confundirnos en la muchedumbre de estudiantes y estudiantas (estudiantumbre, pues).

Así que va este post. Gracias al autor del Rincón delOrnitorrinco, Ángel Buendía por su respuesta luminosa al sms anterior que le envié de mi darme cuenta:

"Hoy en dia los chavos se pitorrearán de los ochentas y hay muchas razones para hacerlo, pero lo que conocen y dan por sentado en muchos casos surgió en esos años. Algunos nos tocó un mundo sin videos musicales. Y por lo mismo nos acordamos de que fué en ese momento cuando a través de sus videos que Michael Jackson estuvo en todas las pantallas, en todos los walkmans, en todos los tocadiscos del mundo."

So Don't stop 'till you get enough Michael Jackson...

viernes, 26 de junio de 2009

Película: "Camino a la felicidad"

Hace como cinco años vi esta película protagonizada por Omar Sharif. La historia es de un joven adolescente abandonado prácticamente por su madre y padre. Es un barrio popular en el París de los sesentas. Este joven, Judío, inicia una relación amistosa con el "Árabe" el dueño de la tienda de abarrotes de enfrente.





La ficha de la película está aquí.




De esta película --que ví por lo menos tres veces, regalé una, perdí otra y finalmente tengo otra-- recuerdo vivamente la Danza Giratoria de los Derviches. Me recuerdo perfectamente en el cine. Y me dije: Yo quiero esto.




En un momento el joven le pregunta al "Árabe" porqué hacen eso, girar. La respuesta que recibe es: "Ellos giran en torno a sus corazones porque Dios está aquí..."



Hace un momento encontré este poema sobre esta Danza Sagrada. Lo dejo en inglés por respetar la belleza en este primer impulso de compartirlo.




The Turn (Wahiduddin)


Faces flashing between my fingers,

       the floor pressing lightly upon my feet,

              voices and music arising from somewhere,

                     a hand floating, leading me onward, inward.


I somehow know of those things,

       yet inside and outside have

              become the same,

                     one Awareness.


Nothing but the Breath

       of the Beloved flowing in and out,

              Allah, Allah, Allah, Allah...


Turning to a rhythm beyond

       the measure of clocks,

              a drop floating in

                     a timeless Ocean.


Seeing without sight,

       feeling without touch.

              Giving and receiving

                     have become the same.


A hollow reed,

       an empty cup,

              and the Endless Sea.





Poema tomado de:

miércoles, 17 de junio de 2009

República Dominicana (Mi)

En verdad.

En verdad está ella conmigo. Toda ella. No es una fantasía erótica. Es tan cierta como el momento posterior en que escribo que la recuerdo.

     Huele rico. A vainilla. Hay un resplandor apenas perceptible en su torso. No sé si es mi deseo que desde que llegó anida en sus pechos o si en verdad se descuelga esa luminosidad de sus senos frutales.

     “Ven” –le digo y se voltea dulcemente. Es una embarcación que sabe que llegó a puerto de abrigo. Se gira y me sonríe. Sé que tengo hambre de ella y no sé qué rumbo tomar. Ningún sueño me asiste —estoy Presente— así que la beso copiosamente. Mientras escucho que con su mano izquierda detiene el primer rayo de la mañana y lo desmenuza: conjura el advenimiento del alba.

República Dominicana (Re)

Vuelo 194

Ella llega llega. Arriba a la Ciudad de México. Toca tierra y mi vida. Verla caminando bella y sonriente jalando su equipaje es una revelación. No es una niña pequeña. Es toda una mujer derecha, hermosa llegando a mi ciudad. Por un momento… dejo de respirar y regreso al momento que evoco.

     Ella toca toca. Con su sweater naranja y chamarra negra como me había dicho. Quiero abrazarla y lo hago. Le doy un ramo de flores. Más tarde —de un modo que no imagino aún— la rodearé de besos.

     Ella arriba arriba. Mi vida comienza a no ser la misma pero no sé qué tanto. Es la primera vez que recibo a una mujer en mi nueva vida del modo como me he preparado. Quiero ayudarle y lo hago. Vamos, juntos, a mi espacio en lo alto.

     Ella aterriza aterriza. En mi cama suave y blanca arropa mi desnudez. Para mí se viste. Igual se desviste. Y el rumor de un oleaje que siempre ha mirado al sur acompañado de una brisa caribeña lame la orilla de mi cama.

República Dominicana (Do)

Para CN
Dominicana en Nueva York

Soy una criatura del Caribe.

Mi destino es el Sol. Ese que seguramente resplandece detrás de tanta nube, tantas gotas frías como agujas filosas. Trato de pensar en él pero el día amaneció tan frío que tengo dificultad para hacerlo.

La lluvia en el lugar donde nací desciende como brazos tibios que me toman y elevan. La lluvia en el lugar donde nací suele comenzar sin aviso y termina casi de la misma manera. Igual arrastra casas, abate techos, separa personas amantes, pero ésa es la naturaleza, a veces inesperada, siempre indómita del lugar donde nací.

Bajo la lluvia de mi lugar de origen jugué y crecí, en fin: viví.

La lluvia no es la misma no es la misma, y hoy siento que me siento ajena. Requiero algo más que un guisado con alguna fruta para sentirme en casa. La televisión es muy fría y no tengo gato que maúlle.

Quiero transportarme lejos, en las alas ígneas de un ser enorme, para que en un abrir y cerrar de alas como de ojos, amanezca donde el sol es un milagro cotidiano, como una naranja enorme, abriendo su sonrisa en Playa Río San Juan.


miércoles, 10 de junio de 2009

República Dominicana (Fa)

Donde todo comenzó. Para las tribus Taínas que existían antes de la llegada de los españoles así comenzó su fin. En esa isla hermosa también todo comenzó para mí.

Yo no llegué a un aeropuerto común y corriente. No. Yo aterricé en el abrazo tibio de una mujer enorme, clara y hermosa sin faltarle nada: mi novia bella. Ocho meses luego de despedirla de La Ciudad de México vi su sonrisa de nuevo sin husos horarios. Respiré ese aire cálido del sur del Mar Caribe mientras viajamos a Altos de Chavón al oriente de la isla.

Afuera de nuestro departamento un árbol de jobo perfumaba toda la noche caribeña mientras transitábamos nuestras desnudeces. De día un pájaro carpintero se encargaba de marcar los tiempos para que el sol saliera a calentar esa tierra cálida. Invitación a despertar…

viernes, 5 de junio de 2009

Memories of green

En 1982 Ridley Scott dirigió “Blade Runner”. Para mí esa película es un verdadero parteaguas. La he visto muchísimas veces. Obseso del cine como soy y con una película a la que le encuentro cosas nuevas, era tiempo de que escribiera sobre ella.

La historia es sencilla. Ocurre en noviembre de 2019 en Los Ángeles, California, EEUU. La Corporación Tyrrell ha desarrollado unos humanoides que usan como esclavos en tareas de colonización en el espacio exterior. A estos humanoides se les llama replicantes y son superiores en fuerza y agilidad e iguales en inteligencia a sus creadores genéticos. La más reciente generación de replicantes es la Nuexs 6. Los diseñadores consideraron que después de unos años desarrollarían sus propias respuestas emocionales. Así que les dieron un tiempo de vida de cuatro años. Pero seis replicantes han llegado a la tierra —cosa que tienen prohibida bajo pena de muerte— y se desconocen sus motivaciones.

El protagonista de la historia es un policía retirado llamado Deckard habilidoso en ejecutar o retirar a replicantes fugitivos. Deckard formó parte de estos escuadrones de policía conocidos como Blade Runners.

En la película se habla de seis replicantes que escaparon de las colonias y han llegado a la tierra. Tres hombres y tres mujeres: Leon, Roy, Zhora, Pris y Rachel a quien Deckard entrevista en la Corporación Tyrell.

Rachael:Do you like our owl?

Deckard:It's artificial?

Rachael:Of course it is.

Deckard:Must be expensive.

Rachael:Very. I'm Rachael.

Deckard:Deckard.

Rachael:It seems you feel our work is not a benefit to the public.

Deckard: Replicants are like any other machine. They're either a benefit or a hazard. If they're a benefit, it's not my problem.

Al final de la misma Deckard intercambia unas palabras con el Dr. Eldon Tyrell.

Yo tengo una caja donde guardo boletos. De cine, de conciertos, de autobuses, de metro, de tren ligero, etcétera. Desde luego que es mi caja de recuerdos. Los replicantes también tienen recuerdos pero no son realmente de ellos. Sirven como un colchón emocional para ser controlados mejor.


Tyrell: Would you step out for a few moments, Rachael? (pause) Thank you.

Deckard:She's a replicant, isn't she?

Tyrell: I'm impressed. How many questions does it usually take to spot them?

Deckard:I don't get it Tyrell.

Tyrell: How many questions?

Deckard:Twenty, thirty, cross-referenced.

Tyrell: It took more than a hundred for Rachael, didn't it?

Deckard:She doesn't know?!

Tyrell: She's beginning to suspect, I think.

Deckard:Suspect? How can it not know what it is?

Tyrell: Commerce is our goal here at Tyrell. More human than human, is our motto. Rachael is an experiment, nothing more. We began to recognize in them strange obsessions. After all they are emotional inexperienced with only a few years in which to store up the experiences which you and I take for granted. If we give them the past we create a cushion or pillow for their emotions and consequently we can control them better.

Deckard:Memories. You're talking about memories.

El otro día deposité una carta en la Administración de Correos de mi colonia. Para mi sorpresa no me dieron una estampilla postal sino que pegaron una etiqueta codificada con una impresora especial. Sentí frío y en cámara lenta. Estuve en shock. Adiós a la parte romántica de enviar cartas con hermosas estampillas postales. Me sentí anacrónico por partida doble: por escribir a mano una felicitación y por recordar que en un tiempo, no tan lejano, vendían estampillas postales.

Sabía que en casa tenía cartas. Y encontré una de mi mamá. Escrita un día antes de mi cumpleaños. Tiene el sobre un par de bellas estampillas postales. Y el contenido de la carta más bello aún donde escribe que me ama y que me envía abrazos estrechos.

Mis recuerdos de mi madre.

Hace semanas vi una araña de estas llamadas “patonas” merodeando por mi baño. Tenía un abdomen muy grande. Siempre me han parecido inofensivas estas arañas y creo que se alimentan de pequeños insectos. Por ello no la molesté. Días después la encontré cerca del techo. Lo que yo creí que era su abdomen resultó ser un huevo. Se quedó quieta por más de dos semanas. Jamás supe cómo se alimentaba. Ocupado de ella le pedí a la señora que me hace la limpieza que no la molestara. Apenas hace unos días se abrió el huevo y salieron de él como 35 arañas pequeñitas.

Rachael: You think I'm a replicant, don't you? (pause) Look, [shows Deckard a photograph] it's me with my mother.

Deckard:Yeah. (pause) Remember when you were six? You and your brother snuck into an empty building through a basement window—you were gonna play doctor. He showed you his, but when it got to be your turn you chickened and ran. Remember that? You ever tell anybody that? Your mother?, Tyrell?, anybody? You remember the spider that lived in a bush outside your window: orange body, green legs. Watched her build a web all summer. Then one day there was a big egg in it. The egg hatched...

Rachael:The egg hatched, and a hundred baby spiders came out. And they ate her.

Deckard:Implants! Those aren't your memories. They're somebody else's. They're Tyrell's niece's. (pause) Okay, bad joke. I made a bad joke. You're not a replicant. Go home, okay? No really, I'm sorry. Go home. (pause) Want a drink? I'll get you a drink.

En la película jamás se habla del sexto replicante. En YouTube es posible ver una entrevista que le hacen a Ridley Scott con motivo del lanzamiento de la edición definitiva de Blade Runner. Desde luego que da su opinión al respecto. En fechas recientes se anuncia una precuela de esta película.

Va una generalización: todas las películas de ciencia ficción no plantean un futuro halagador. Y ¿qué tal si nuestro “miedo” a que los robots nos controlen no es más que una proyección de nosotros —en tanto que máquinas muy especiales— seamos, a la larga, una devastación para nosotras mismas/nosotros mismos?

Offramp

Creo que fue en 1983 cuando escuché —por primera vez— y en acetato este álbum de The Pat Metheny Group. Yo estaba terminando mi bachillerato (prepa) en el Instituto Tecnolígico de Celaya, Guanajuato: mi pueblo natal.

Estuve completamente Presente cuando lo escuché. No daba crédito a la música que entraba por mis oídos, por mi piel, por mi ser. “¿Cómo alguien puede tocar así?”

El primero de abril lo volví a escuchar. Más luminoso que antes. Recordé aquella primera vez y estuve nuevamente Presente en esta experiencia reciente. Me gusta más que antes.