lunes, 26 de enero de 2009

Rinoceronte que camina sobre el agua.

Él es Jaime Valdés Neri. Líder de mi grupo terapéutico de hombres de la colonia Mixcoac Nonoalco.


Primero terapeuta. Ahora amigo. A él le escuché una de mis frases favoritas: “Más vale tarde que más tarde”. Íntegro me dijo que no es fase suya pero yo se la atribuyo. A su trabajo terapéutico le llamé: La fuerza de la dulzura. Mi amigo Rino. Jaime. Su energía es muy diferente a la de mis otros amigos hombres. Él tiene la sabiduría de acertar finamente en el blanco calvo del clavo. Gracias a él he aprendido y aprehendido a poner límites, a ser Guerrero, sobre todo cuando andaba bajo de energía por un asunto de un cobro indebido de IXE Banco. Él es mi sentido de orientación respecto a masculinidades. A principio de año me acompañó, sin que yo lo solicitara, a una Ceremonia de Remembranza Sufí donde cenamos, agradecimos, oramos, nos postramos y danzamos. Fuimos testigos de una iniciación al Islam. Él es un “despertador” vivo de temas de conciencia y misticismo. Mi amigo Jaime.

Si muere antes que yo quiero tener el honor de retornarlo a la Madre Tierra. Elegiré como fondo musical el Adagio para Cuerdas de Samuel Barber dirigido por Sir Neville Marriner. Nada menos.

2 comentarios:

RINOCERONTE QUE CAMINA SOBRE EL AGUA dijo...

Hermano Lobo:

Me conmoví...lagrimas
agradecido
me dejo recibir...

Con esto estoy adentro Ahoo!

Aleyku As-salam

loboPoeta dijo...

As-Salám Aleykum...