miércoles, 21 de enero de 2009

Película: “A la orilla del cielo” (Auf der Anderen Seite).

Historias entreveradas. Yeter es una inmigrante Turca que muere a manos de su nueva pareja. Esto ocurre en Bremen, Alemania. Hay un hombre que lleva el cadáver de regreso a Turquía donde intenta localizar a la huérfana de nombre Ayten. Charlotte, una joven Alemana, se enamora de la hija de Yeter, quien busca a su madre luego de haber escapando de la policía Turca. Charlotte cuida afanosamente su relación amorosa aún a pesar de sí misma. Su inocencia es fatal. Esto ocurre en Estambul, Turquía.


La primera vez que fui a ver esta película me quedé con una gran curiosidad. ¿Cómo hubiere sido mi vida si mi padre estuviera conmigo en esta etapa mía de soltero? ¿Cómo sería su mirada, me acompañaría a conciertos, a mi taller literario? No lo sabré.

La segunda vez que vi la película recordé el proyecto más importante que tuve en el 2008: casarme de nuevo en este 2009. Reconozco en mí la ingenuidad de Charlotte al perseguir afanosamente a Ayten y me veo a mí mismo yendo a República Dominicana a visitar a mi novia. Mi propia ingenuidad: creyendo en un sueño firmemente y haciendo cosas a fin de lograrlo: haciendo mi primer viaje al extranjero, promoviendo una entrevista de trabajo. Como si fuera tan fácil. No puse límites, no me los puse y estoy lastimado por ello.

No creo volver a casarme.

Adoro el cine. Soy un obseso del cine. Me permito sumergirme en él, una y otra vez, para —en ocasiones— quizás salir ileso. No como ahora.

Ficha de la película en IMDB.

No hay comentarios: