viernes, 26 de diciembre de 2008

Hoy hace 80 años...

En esta foto aparece la abuela de mi padre, Manuela Flores. Acompañada de mi tía Bertha. Su hermana.

Este es el reverso de la fotografía. Dice: "Mi querida hermana como prueva (sic.) conservalo (sic.) por si me muero y no me vuelves a ver (sic.) Ti hermana Manuela Flores Gto (sic.) 26 de Dic (sic.) de 1,928".


Este es el calendario de ese año. ¿Cuándo se tomó la foto si la anotación del fotógrafo, según yo, dice que se entregue el lunes 31?; ¿de qué mes? De lo que estoy seguro es de que hace 80 años mi bisabuela le dedicó a su hermana esa foto.

martes, 23 de diciembre de 2008

Abuso

Me caga que peronas -hombres o mujeres- se sirvan de su puesto, posición o status social para hacer cosas que no contribuyen a la paz. Me caga más que lo hagan ¿justamente? quienes se tienen como paladines de la paz. La moral.. ¡Ah! y las buenas costumbres.

Me refiero al Papa Benedicto XVI. Esta vez arremete contra la comunidad gay. ¿Será que se siente solito y que la crisis ha tomado el primer lugar en la preocupación global?

Del servicio de noticias de la BBC tomo como referencia periodísitica los siguinentes artículos: "Pope attacks blurring of gender" y "What does the Bible actually say about being gay?". Lo que el señor de cabello gris ignora es que sus discursos fomentan la violencia de género. ¿Será capaz de empatizar con víctimas gay? como el caso esta mujer: "Lesbian's brutal gang rape investigated in California"

viernes, 19 de diciembre de 2008

Película: "Entre la vida y la muerte" (Appaloosa)

Lo que me encantó de Appaloosa “Entre la vida y la muerte” fue que este Western de dos hombres —que tratan juntos de recuperar un pequeño pueblo a base de su pericia en manejo de armas— muestren sus sentimientos.


Leí en el Ney York Times (NYT) que ambos se llevan con la familiaridad y conocimiento de una pareja con muchos años de matrimonio. No hay que desechar esta idea en este momento. Es cierto. Tampoco desmerece este file con esta afirmación. En absoluto.


Para empezar se trata de un elenco fuerte. En el papel del protagonista está Ed Harris (“Apollo 13”, “The hours”, “A history of violence”, por mencionar algunas películas). Además él dirige la película y escribe el guión.


Enseguida se encuentra el multifacético Viggo Mortensen (“The Lord of the Rings: The Fellowship of the Ring”, “Alatriste”, “A history of violence”, por mencionar tres filmes donde aparece).

Ambos cuentan con nominación al Oscar. A mi gusto son actores que no tienen -aún- el reconocimiento que merecen.


Uno de temas como hilo conductor de la película es la integridad. Un hombre íntegro, congruente hace y dice lo que siente y piensa. Es un hombre amo de sus propios pensamientos, dichos, sentimientos y acción.


Otro de los temas, no menos importante por cierto, es la amistad. Dos hombres en un medioambiente hostil que se valoran el uno al otro. No me parece descabellada la opinión del NYT.


Por cierto: la amistad basada en la integridad. Y queda demostrada en la respuesta que Virgil le da a Allie (Renee Zellweger) cuando le reclama: “¿Entonces le crees más a Everett que a mí?”.


La integridad es también luchar por algo en lo que se cree. En los valores y creencias que apoyan. En las afirmaciones del modo de vida y trabajo. Y queda demostrada en la acción que emprende Everett antes de tomar su caballo y salir de escena.
Y cae la tarde polvorienta sobre Appaloosa...
Ficha de la película en IMDB.

jueves, 18 de diciembre de 2008

Even after all this time...

No decía palabras.

En ocasiones me sorprendo de mí mismo. Como cuando elegí el poema “No decía palabras” de Luis Cernuda. Me siento como Marion Cotillard cuando interpreta a Edith Piaf y luego de escuchar la canción “Je ne regrette rien” dice que la describe perfectamente, que es ella, que es su vida.

Regreso a este poema que describe cómo me siento justo después de una leve tristeza precedida por una depresión luego de haber visto “Vicky Cristina Barcelona”.

El poema es:

   Luis Cernuda - No decía palabras

   No decía palabras,
   acercaba tan sólo un cuerpo interrogante,
   porque ignoraba que el deseo es una pregunta
   cuya respuesta no existe,
   una hoja cuya rama no existe,
   un mundo cuyo cielo no existe.

   La angustia se abre paso entre los huesos,
   remonta por las venas
   hasta abrirse en la piel,
   surtidores de sueño
   hechos carne en interrogación vuelta a las nubes.

   Un roce al paso,
   una mirada fugaz entre las sombras,
   bastan para que el cuerpo se abra en dos,
   ávido de recibir en sí mismo
   otro cuerpo que sueñe;
   mitad y mitad, sueño y sueño, carne y carne,

   Iguales en figura, iguales en amor, iguales en deseo.
   aunque sólo sea una esperanza,
   porque el deseo es una pregunta cuya respuesta nadie sabe.

Así estoy justo ahora: deseoso, envuelto en una pregunta callada, cuidándome de no chocar contra el muro frío de la vergüenza, ahogado en un surtidor de sueño, detenido en una ilusión sin rama ni cielo: sin decir palabras.

¿Qué tanto me conozco?

El principal aspecto de mi personalidad.
    El procurar ser íntegro siempre.

La virtud que deseo en un hombre.
    La integridad.

La virtud que deseo en una mujer.
    La integridad.

Lo que más aprecio de mis amigas y amigos.
    Su integridad.

Mi principal defecto.
    Suelo ser rígido e irreductible en ciertos temas.

Lo que más me gusta hacer.
    Ver cine, escuchar música, leer, cocinar, escuchar.

Mi sueño de felicidad.
    El que estoy viviendo.

¿Cuál sería mi peor desdicha?
    Ser sordo.

¿Qué me gustaría ser?
    Nada o nadie en especial.

Mi color favorito.
    Rojo, naranja, amarillo, azul.

Flor favorita.
    Las gardenias.

Ave favorita.
    El cuervo.

Escritor favorito.
    Últimamente he estado muy “Saramagoso”.

Mi héroe de ficción.
    Jet Li en la película “Héroe” de Ying Xiong.

Mi heroína de ficción.
    Angelina Jolie en la película “Se busca” de Timur Bekmambetov.

Compositor favorito.
    Pat Metheny.

Pintor favorito.
    René Magritte.

Héroe Histórico.
    Miguel Hidalgo y Costilla.

Heroína Histórica.
    Sor Juana Inés de la Cruz.

Lo que más odio.
    El abuso.

El evento militar que más odio.
    Todos los desfiles militares.

El regalo de la naturaleza que me gustaría tener.
    Poder respirar bajo el agua.

¿Cómo quiero morir?
    Rápidamente.

Mi estado mental actual.
    Contento y en Paz.

¿Qué defectos me son más tolerables?
    Mis defectos más tolerables son los que tienen qué ver con mi propio orden.
    Si la persona goza de mi afecto, aunque no lo sepa, le puedo tolerar mucho.

Mi frase favorita.
    “Más vale tarde que más tarde.”
    “Es más fácil señalar al lobo afuera de mí.”

miércoles, 17 de diciembre de 2008

Fotos de mi familia paterna

Primero vean a mi abuela Manuela... ¡Ya sé a quién le saqué la nariz!


Luego una foto del Abuelo Guerra:







De izquierda a derecha: Alfonso, Armando, Abuelo Guerra y Manuel.

Ahora una foto de los hermanos Guerra:




De izquierda a derecha: Manuel, Guillermo, Carlos, Cristina y Guillermo.

martes, 16 de diciembre de 2008

Mi héroe

En un mundo donde, a mi juicio, hacen falta verdaderos héroes masculinos yo ya tengo uno. Se llama Mountazer al Zaidi, autor del fallido zapatazo a Bush, es un reportero chií de 29 años casi desconocido hasta el domingo salvo por haber sido secuestrado en 2007 durante dos días.


Él es Mountazer al Zaidi justo en el momento de lanzar un zapato a Bush:


Este es el vídeo:








Mayores informes aquí.

viernes, 12 de diciembre de 2008

¿Por qué me separé de los grupos “nudistas” a los que pertenecí poco después de la Instalación de Spencer Tunick en el Zócalo?

En la residencia de Malinalco en el Estado Mexicano de México propiedad del fundador de uno de los grupos (Cuerpos Desinhibidos) se llevaron a cabo varios eventos nudistas donde hubo fotografías de las y los asistentes. También con participación del fundador del otro grupo (Zócalo Desnudos) y diversos integrantes de éste grupo se realizaron eventos en locaciones del Estado Mexicano de Morelos.

El último fin de semana de enero del 2008 estaba planeado llevarse a cabo un evento de desnudo. Yo tenía un nuevo consultante por lo que dije que no iría. Una amiga muy querida mía me dijo que si iba a ir y yo traté de convencerla a que no fuera pero ella ya estaba comprometida de pasar por personas el sábado e ir a Malinalco.

En la noche de del último domingo de enero recibí una llamada de ella. La noté muy precipitada. Me decía que para ella yo -como psicoterapeuta- había hecho falta allá. Que habían pasado cosas “muy gruesas”. Me adelantó que se había abusado de varias mujeres allá. Al menos por una persona. Le dije que nos viéramos en esa misma semana y ella aceptó.

El lunes siguiente en mi oficina recibí una llamada de ella y dado su estado alterado le dije que la quería ver ese mismo día en mi casa. En la noche ella me compartió que una persona del sexo masculino había tratado de que una mujer lo besara mientras daban un paseo. Ella se negó. De regreso esta persona se metió en su cuarto para esperarla del baño y forcejeó con ella. Ella decidió no decir nada. Por la noche estaba planeado un evento de “sensibilización” en el cual este ofensor nuevamente abusó de quienes pudo —obligándolas a tocamientos no autorizados— en las distintas partes del ejercicio. Otra persona también del sexo masculino le quita la ropa interior a otra mujer diferente del primer suceso.

Hago hincapié en que esto que comparto yo no lo viví. Es lo que recuerdo y resumo de lo que me compartió mi amiga.

En esa semana mi amiga y yo hablamos con el fundador de Cuerpos Desinhibidos. Mi intención es que se hiciera responsable de que eso ocurrió en su casa y con su anuencia. Posteriormente mi amiga organizó un grupo de crecimiento exclusivamente para las mujeres de ese evento —la mayoría tienen heridas de abuso sexual o violencia intrafamiliar previo— a fin de “recoger el tiradero” psicológico y emocional. Sólo se reunieron las mujeres. Y no sólo las personas levemente indiciadas abusaron de ellas. Otros varones también lo hicieron.

Particularmente y de modo privado yo le hice énfasis al fundador de Cuerpos Desinhibidos a que se sometiera a tratamiento Psicoterapéutico urgentemente con un sexólogo o sexóloga experimentado. Incluso le dije que ello le proporcionaría un gran crecimiento espiritual. Le envié datos de contactos específicos. Tuve acuse de recibo de parte de él.

En esa semana decido renunciar a la membresía a estos grupos. Estas fueron —y lo siguen siendo esencialmente— mis razones:

1. Tenía en ese entonces una novia con quien estuve comprometido emocional y sexualmente de modo profundo..
2. Mi praxis de cuidado personal incluye no exponerme a donde pueda ser violentado en mi escencia.
3. Me indignó profundamente que se diera un abuso a mujeres por parte de los hombres de Zócalo Desnudos y Cuerpos Desinhibidos.
4. Mi filosofía de respeto no es compatible con el interés velado de contacto sexual indiferenciado del fundador de Cuerpos Desinhibidos.

Yo le tuve gran afecto al fundador de Cuerpos Desinhibidos. Me pareció encantador y culto. Y así como es culto y encantador también es un manipulador experto. Un manipulador reconoce a otro. Yo soy un gran manipulador —desde luego— y procuro hacerme responsable de mis tácticas de conquista y seducción. Repruebo que el fundador de Cuerpos Desinhibidos usando palabras suaves y su desahogo económico intente manipular sutilmente a otras personas sin importar su sexo. Me parece deleznable que se forme un grupo pseudo-artístico cuyo interés velado sea el abusar física y sexualmente de incautas e incautos. Me parece peligroso que haya personas inteligentes sin trabajo personal que en un ambiente propicio saquen sus patologías y abusen de otras, de otros.

Este suceso desafortunado, triste y lamentable me conmocionó muchísimo. Gracias a ello yo mismo he comenzado a reconocer mi parte abusadora. Esa parte mía es fea y es mía. La estoy tratando en mi terapia personal desde inicio de febrero.

Vivimos en una sociedad paternalista, falocrática y machista. Y esto hace daño tanto a mujeres como a los mismos hombres. Desnudarse es algo íntimo y delicado. Desde hacerlo individualmente y luego pasando por pareja. Sin duda es mucho más delicado hacerlo en un grupo. En esos grupos nudistas hubo y hay varias personas sin trabajo ni crecimiento personal: incapaces de ver genuinamente a seres humanos buscan satisfacer sus impulsos sexuales enmascarando actividades presuntamente artísticas. ¿Cómo lo hacen? Engañando y manipulando a quienes creen que son actividades culturales. Dan información a medias o simplemente la ocultan. Estas personas se esconden tras un falso humanismo para acosar sexualmente a hombres y mujeres. A lo que llamo aquí es al autocuidado. El desnudarse no debe tomarse a la ligera jamás.

miércoles, 10 de diciembre de 2008

Alice Miller

Alice Miller (nacida en 1923) es una psicóloga conocida por su trabajo en maltrato infantil y sus efectos en la sociedad así como en la vida de los individuos. Nació en Polonia, pero creció y estudió en Suiza. Obtuvo su doctorado en filosofía, psicología y sociología en 1953 en Basilea. En 1986 Miller fue galardonada con el premio Janusz Korczak por la Liga Antidifamación.

Aquí un artículo que apareción en El País: http://www.elpais.com/articulo/opinion/Maltrato/perversion/elpepiopi/20040606elpepiopi_12/Tes

Acá algunos artículos en español: http://www.screamsfromchildhood.com/articulos_alice_miller.html

Y por último su sitio en inglés: http://www.alice-miller.com

Todas y todos debemos leer a Alice Miller.

jueves, 4 de diciembre de 2008

Lake Tahoe o cómo un director no dice nada

Lake Tahoe (2008)
Dirigida por Fernando Eimbcke
Guión de Fernando Eimbcke y Paula Markovitch





Esta es La Película Mexicana del 2008 sin lugar a dudas. Una película pausada. El ritmo de la película lo da el tema. No puede ser de otro modo. Llena de hermosas fotografías. Los actores se mueven la cámara no salvo en tres ocasiones donde la cámara acompaña al protagonista.




Tanta quietud parecería inútil si no se dice nada. Pero no. Me gusta cómo el director me cuenta TODO lo que me quiere decir. Lo demás vendrá a su tiempo. O bien si la película no le dice nada a otras y otros a mí me fascina cómo no dice nada.


Prueba fehaciente de que no se requiere de un gran elenco ni un presupuesto millonario para hacer una estupenda película. Por algo la apoyó Robert Redford a través de The Sundance Institute.
Ficha de la película en IMDB.

Ocurrió en la Colonia Escandón...


lunes, 1 de diciembre de 2008

Maltrato y perversión

Son muchas las personas que afirman estar horrorizadas por los actos de perversión cometidos por los soldados estadounidenses contra los prisioneros iraquíes. Yo no he oído nunca que se haya producido una reacción semejante en respuesta a los intentos esporádicos de denunciar prácticas similares en las escuelas británicas y estadounidenses. Allí, dichas prácticas se presentan bajo el membrete de "educación". Pero la crueldad es la misma. El mundo parece estar estupefacto porque semejante brutalidad haya asomado la cabeza entre las fuerzas estadounidenses. Después de todo, Estados Unidos se presenta a sí mismo ante la opinión pública internacional como el guardián de la paz mundial.

Hay una explicación para todo esto, pero casi nadie quiere oírla. Definitivamente, ha sido bueno que se haya arrojado luz sobre la situación y que los medios de comunicación hayan desenmascarado esta mentira tal y como es. Básicamente, la historia viene a ser la siguiente: nosotros somos una nación civilizada y amante de la libertad y llevamos la libertad y la independencia al mundo entero. Siguiendo esta consigna, los estadounidenses entraron por la fuerza en Irak, con devastadores resultados, y siguen insistiendo en que están exportando valores culturales. Pero ahora resulta que junto a sus bombas y misiles, los soldados, bien entrenados y elegantemente vestidos, portan un enorme arsenal de rabia acumulada, invisible desde el exterior, invisible para ellos mismos, oculta en lo más profundo, pero inequívocamente peligrosa.

¿De dónde viene esa rabia reprimida, esta necesidad de atormentar, humillar, escarnecer y maltratar a seres humanos indefensos (prisioneros y niños por igual)? ¿De qué se están resarciendo estos soldados aparentemente tan duros? Y ¿dónde han aprendido esta conducta? Primero, cuando eran niños pequeños y se les enseñó obediencia por medio del "correctivo" físico; después, en la escuela, donde fueron el objeto indefenso del sadismo de algunos de sus maestros, y finalmente, en su etapa de reclutas, en la que fueron tratados como basura por sus superiores para que pudieran finalmente adquirir la muy dudosa habilidad de aceptar cualquier cosa que se les imponga y dar la talla de "duros". La sed de venganza no surge de la nada. Tiene una causa claramente identificable. La sed de venganza tiene sus orígenes en la infancia, cuando los niños se ven obligados a padecer en silencio y soportar la crueldad que se les inflige en nombre de la educación. Aprenden cómo atormentar a otros, primero de sus padres y después de sus maestros y superiores. No es nada más que una instrucción sistemática por medio del ejemplo sobre cómo destruir a otros. Y sin embargo hay mucha gente que cree que eso no tiene consecuencias nocivas. Como si un niño fuera un recipiente que se puede vaciar de vez en cuando. Pero el cerebro humano no es un recipiente; las cosas que aprendemos en las primeras etapas de nuestra vida permanecen con nosotros en la edad adulta.

En mi último libro, The Body Never Lies, señalaba que en 22 Estados de esta nación los niños y adolescentes pueden ser golpeados, humillados y, a veces, estar sometidos al más claro sadismo sin que esto tenga ninguna consecuencia legal. Un trato así es equivalente a la auténtica tortura. Pero no se le llama así. Se conoce más bien con el nombre de educación, disciplina, liderazgo. Estas prácticas son activamente respaldadas por la mayoría de las religiones. No hay protestas contra ellas, excepto en algunas páginas de Internet. Pero Internet también está llena de anuncios de látigos y otros artefactos para castigar a los niños pequeños y hacerlos temerosos de Dios, para que Dios los apruebe y les conceda su amor. El escándalo de Irak muestra qué es de esos niños cuando alcanzan la edad adulta. Los soldados pervertidos son el fruto de una educación que inculca activamente la violencia, la vileza y la perversión a los más jóvenes. Los medios de comunicación citan a expertos en psicología que sostienen que la brutalidad mostrada por los soldados es la consecuencia del estrés causado por la guerra. Es cierto que la guerra desa-ta la agresividad latente. Pero para poder desatarla es necesario que esté allí previamente. A las personas que no han estado expuestas desde muy temprana edad a la violencia, bien sea en casa o en la escuela, les resultaría imposible maltratar y escarnecer a prisioneros indefensos. Sencillamente no podrían hacerlo. Sabemos por la historia de la última guerra mundial que muchos soldados fueron capaces de mostrar un rostro humano, incluso en el estrés de la guerra, si se habían criado sin contacto con la violencia. Muchos relatos de la guerra y de las condiciones en los campos de concentración nos dicen que incluso las situaciones más extremas de estrés no convierten necesariamente a los adultos en seres pervertidos.

La perversión tiene una historia larga y oscura, invariablemente enraizada en la infancia del individuo. No es sorprendente que estas historias se oculten generalmente a los ojos de la sociedad. Las personas a las que se enseñó a obedecer infligiéndoles violencia tienen buenas razones para rehuir el recuerdo de los sufrimientos padecidos en la infancia y tomar medidas de precaución para que los hechos suprimidos para siempre no salgan jamás a la luz del día. Muchos prefieren someterse a flagelaciones en clubes sadomasoquistas, de las que afirman disfrutar, en vez de preguntarse a sí mismos por qué se entregan a tales perversiones. En nuestra sociedad sigue predominando el culto al inconsciente. No es cierto que todos llevemos dentro la "bestia", como afirman algunos expertos en psicología. Solamente las personas que han recibido un trato perverso, pero niegan este hecho, buscarán chivos expiatorios sobre los que puedan descargar inconscientemente esta rabia, contando en las entrevistas que lo hicieron "sólo por divertirse" (exactamente lo mismo que podrían haber declarado los "inocentes" padres que los maltrataron). O se destruyen a sí mismos tomando sustancias que alivien su dolor. Los niños, naturalmente, son incapaces de soportar el dolor de verse convertidos en víctimas ni de comprender que se está cometiendo un delito contra ellos. Pero cuando son adultos pueden aprender a identificarse con el niño herido y, al hacerse conscientes, se pueden liberar a sí mismos (y al mundo) de la "bestia" que llevan dentro.

Este artículo apareció en El País.

Alice Miller, filósofa y psicóloga suiza, es autora, entre otros libros, de Por tu propio bien: raíces de la violencia en la educación del niño y El saber proscrito (Tusquets Editores). Traducción de News Clips. © Alice Miller, 2004.